Dispendio del INE: 180 millones para analizar voto en extranjero
29
Sáb, Abr
36 New Articles

Dispendio del INE: 180 millones para analizar voto en extranjero

Opinión
Typography

Luis Carlos Rodríguez González. El Instituto Nacional Electoral (INE) iniciará el gasto de 180 millones de pesos sólo para que dos empresas privadas “analicen” la viabilidad de instrumentar el sistema de voto vía electrónica para que los paisanos, que aún no hayan sido deportados por Donald Trump, puedan ejercer su voto en las elecciones federales del 2018.
A pesar del fracaso del voto foráneo en 2006 y 2012, donde cada uno de los escasos votos que emitieron los mexicanos que viven en el extranjero, principalmente en Estados Unidos, fueron los más caros del mundo.

En el 2012 sólo votaron poco más de 40 mil paisanos en la elección presidencial, que por cierto ganó la “súper canciller” del actual gobierno, Josefina Vázquez Mota. Cada voto tuvo un costo de alrededor de 3 mil dólares, todo ello tomando en cuenta los recursos que gastó el INE en la organización de dicha jornada desde el extranjero, inserciones en diarios estadunidenses y los diversos y suntuoso viajes que realizaron los consejeros del instituto a diversas ciudades de Estados Unidos.
Para la organización del voto desde el extranjero en 2018 ya empezó el dispendio en plena época de supuesta austeridad y crisis, así como un escenario donde los recursos públicos, más que incentivar el sufragio de los paisanos, debería ser su protección consular, programa de apoyo en materia de empleo, vivienda, servicios médicos, educación y seguridad social ante la ola de deportaciones y repatriaciones que podrían llegar a millones en los próximos meses.
El Consejo General del INE aprobó hace algunas semanas los “Lineamientos para el desarrollo del Sistema del Voto Electrónico por Internet para mexicanos residentes en el extranjero” que obviamente incluyen un “jugoso” negocio para dos empresas “prestigiosas” a quienes les pagaran con recursos públicos del Presupuesto de Egresos 2017 un poco más 180 millones de pesos.
Pero no nos emocionemos, ni equivoquemos. No es para el programa, el software, el equipo de cómputo, la papelería, las mamparas que se instalarían en los 50 consulados de México en Estados Unidos. No señores, es sólo para analizar y en su caso avalar el uso del voto electrónico o vía Internet en las elecciones presidenciales y para senadores del 2018.
Lorenzo Córdova, presidente del INE, festinó la aprobación de estos “lineamientos” y el gasto millonario, que calificó como “el banderazo de salida” para analizar cuáles son las mejores opciones en las que podrían participar hasta 11 millones de compatriotas que radican en Estados Unidos.
¿En serio 11 millones en el 2018? Es decir el INE confía en que ningún paisanos será deportado y por ello gastarán 180 millones sólo para ver si el Internet es confiable, cuando es modalidad que ya se usan en prácticamente todo el mundo. Que ganas de tirar dinero a la basura o más bien repartirlo a sus cuates o empresas amigas.
De continuar las tendencias del voto foráneo, hay que recordar que en las elecciones presidenciales de 2006 sólo se obtuvieron 32 mil 686 sufragios desde el exterior; y en los comicios de 2012, poco más de 40 mil, para el 2018 la cifra podría rondar los 50 mil paisanos que emitan su sufragio desde el extranjero.
Es decir, si esos 180 millones de pesos se repartieran entre esos 50 mil mexicanos, de los 11 millones potenciales que en este momento aún viven y trabajan en Estados Unidos, se podrían dar 3 mil 600 pesos a cada paisano. Ello sin contar, que eso sólo es para el análisis del voto vía Internet, ya que habrá que estar atentos en cuánto gastará el INE ya en la organización del voto foráneo, pago se inserciones en diarios estadunidenses, propaganda, más los viajes, viáticos y otros gastos de los consejeros al vecino país del norte.
Nuestros brillantes consejeros electorales no se comprometen a nada. Ni siquiera al uso del voto vía Internet, ya que aclaran que la aprobación de estos lineamientos y el gasto de 180 millones de devaluados, pero siempre necesarios pesos, no implica el ejercicio del sufragio por esa vía, ya que aún podría optarse por las urnas electrónicas y el que se emite por la vía postal.
En el INE no hay crisis económica. Está en marcha la construcción de sus nuevas instalaciones, el gasto millonario para analizar el voto vía Internet al margen de las penurias, desempleo, redadas, deportaciones y situación que se espera vivan cientos de miles o millones de paisanos cuando sean retornados a México. Tal Cual.
www.theexodo.com