Amistad y compañerismo alientan a migrantes en sus trayectos
30
Jue, Mar
44 New Articles

Amistad y compañerismo alientan a migrantes en sus trayectos

Recibir apoyo de la Casa del Migrante “La Divina Providencia”, donde ofrecen servicios sanitarios, alimentos y albergue nocturno gratuitos, es un consuelo para la gente que llega sola y que no tiene a dónde ir por el momento./Notimex

Fronteras
Typography

Juan José Romero Razo. Corresponsal

San Luis Río Colorado. Los migrantes que arriban a la frontera de Sonora reciben aliento por la amistad espontánea que surge entre ellos, además de la que cosechan durante su corta estancia con los residentes fronterizos, según sus testimonios.

En el marco del Día del Amor y la Amistad, los migrantes, hombre o mujer, tiene una anécdota que contar acerca del apoyo amistoso recibido en su trayecto, mediante el cual buscan el sueño americano.

Gonzalo Gutiérrez, repatriado de Arizona y originario del estado de Sinaloa, mencionó que llegó solo a la región, pero entre otros migrantes ha encontrado amistades, “creo que nos sentimos solos y por eso buscamos una amistad y compañerismo”.

Mencionó que en esta ciudad ha encontrado amabilidad en la gente, “se ve que la gente aquí es amable, amistosa, cuando menos eso hace que no se sienta tanto la soledad. No es como en otras ciudades de México o el otro lado”.

Manifestó que también el recibir apoyo de la Casa del Migrante “La Divina Providencia”, donde ofrecen servicios sanitarios, alimentos y albergue nocturno gratuitos, es un consuelo para la gente que llega sola y que no tiene a dónde ir por el momento.

Aunque la mayoría viajan en grupos, también hay quienes están solos, pero en la travesía encuentran almas gemelas, unidos por el mismo propósito de llegar a los Estados Unidos.

En San Luis Río Colorado, dos son los lugares donde los connacionales en tránsito se encuentran, en el parque Benito Juárez y en la Casa del Migrante “La Divina Providencia”, donde quienes llegan solos encuentran compañeros para seguir el camino.

Algunos de ellos comentan que en su escasez han recibido alimentos y agua por parte de otros migrantes, lo cual es muy reconfortante pues por lo general muchos de ellos llegan sin recursos a la frontera.

También el paisano michoacano, Rogelio Armendáriz, manifestó que viaja con un grupo de amigos y es muy bonita la convivencia, “cuando menos tenemos algo de que platicar de la tierra y no se siente tanto la soledad. El andar en la aventura”.

Comentó que con muy escasos recursos es muy bonito que otros compañeros compartan un pan o un refresco cuando tienen para comprarlo, “porque la verdad es muy difícil andar en la aventura para irse al otro lado”.

Mencionó que en la región ha encontrado gente que le brinda algo para comer y eso se lo agradece a Dios y le pide que les dé más, para que puedan seguir ayudando a otra gente, “hoy por nosotros y mañana por otros”.

Otros migrantes, quienes prefieren el anonimato, manifestaron que viajar con amigos o parientes también es una defensa, para evitar que sean objeto de abusos o de algún delito, porque esos es común en la travesía.

Además de que cuando lleguen a su destino en la Unión Americana también es importante estar con personas de confianza, para compartir gastos y tener la oportunidad de estar con alguien que les recuerde su lugar de origen.

De acuerdo con dicho albergue, a la localidad llegan más de 100 migrantes diarios, entre los recién arribados y los repatriados, por lo que cada día se presentan nuevas historias de amistad y de apoyo solidario.

Lo último