Malasia embalsama el cuerpo de Kim Jong-nam
30
Jue, Mar
44 New Articles

Malasia embalsama el cuerpo de Kim Jong-nam

El cuerpo de Kim Jong-nam fue embalsamado por las autoridades de Malasia para preservar su estado, hasta que sus familiares lo reclamen.

Asia, África y Oceanía
Typography

Kuala Lumpur. El cadáver de Kim Jong-nam, el hermanastro del líder norcoreano Kim Jong-un, fue embalsamado por las autoridades malayas para preservar su estado, en espera de que sea reclamado por sus familiares, confirmó hoy el viceministro Ahmad Zahid Hamidi.

“El embalsamamiento del cuerpo ha sido realizado. Si el cuerpo se mantiene por más tiempo en la morgue se puede descomponer. Por lo tanto, su embalsamiento fue hecho", afirmó el también ministro del Interior malayo, según un reporte de la agencia Bermana.

En una conferencia de prensa, Zahid Hamidi explicó que el embalsamiento fue realizado fuera del Hospital de Kuala Lumpur (HKL), aunque ya está de regreso en la morgue del nosocomio, a la espera de que sea reclamado por sus familiares.

Jong-nam, quien entró al país utilizando un pasaporte con el nombre de Kim Chol, murió el 13 de febrero pasado, luego de que fue atacado por dos mujeres en la cara con una sustancia química, identificada posteriormente como el agente neurotóxico VX, una sustancia letal prohibida.

La muerte de Kim Jong-nam, cuya identidad fue confirmad el viernes pasado, provocó una disputa diplomática entre Malasia y Corea del Norte, luego de que el embajador norcoreano Kang Chol rechazó las acusaciones de que su país esta detrás del asesinato.

El embajador aseguró que las acusaciones eran infundadas y acusó a Malasia de aliarse con la vecina Corea del Sur y Estados Unidos para lanzar un complot en su contra y de ser imparcial en la investigación, ya que nunca le avisó, ni ningún representante norcoreano estuvo presente.

Pyongyang sostiene que Kim Jong-nam murió de un paro cardíaco y rechazó las acusaciones de Malasia de que fue asesinado con el agente VX, ya que ninguna persona fue dañada y no cerró el cierre del aeropuerto de Kuala Lumpur, como ordenan los protocolos de seguridad.

La crisis diplomática empeoró el 6 de marzo pasado, cuando Kuala Lumpur consideró persona non grata al embajador norcoreano y le dio 48 horas para dejar el país, provocando la ira de Norcorea, que en respuesta prohibió la salida de los malayos en el país.

Pyongyang sostiene que Kim Jong-nam murió de un paro cardíaco y calificó la versión Malasia como un ardid de propaganda y que se había alineado con Corea del sur y sus intereses.

Sobre las diferencias diplomáticas, el vice primer ministro confirmó que siguen las negociaciones para buscar una solución a la crisis, sin embrago, confirmó que cerca de 50 norcoreanos, cuyos permisos de trabajo han caducado, serán deportados.

“Unos 50 norcoreanos detenidos en el estado Sarawak (este) serán enviados pronto a Pyongyang”, indicó, sin dar detalles de los motivos por los que se determinó su deportación o si el caso estaba vinculado con los nueve malayos que siguen retenidos en Corea del Norte.
NTX/I/CRM/FJ