República Democrática del Congo anuncia fin de la epidemia de fiebre amarilla
20
Lun, Feb
40 New Articles

República Democrática del Congo anuncia fin de la epidemia de fiebre amarilla

Matshidiso Moeti/Archivo

Asia, África y Oceanía
Typography

Ginebra. La República Democrática del Congo (RDC) anunció el fin de la epidemia de fiebre amarilla que causó casi 400 muertos en ese país y en Angola, luego de más de seis meses sin registrar nuevos casos de la enfermedad, reportó aquí la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ginebra. La República Democrática del Congo (RDC) anunció el fin de la epidemia de fiebre amarilla que causó casi 400 muertos en ese país y en Angola, luego de más de seis meses sin registrar nuevos casos de la enfermedad, reportó aquí la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Podemos declarar el final de una de las peores epidemias de fiebre amarilla de la última década gracias a la coordinación de las organizaciones de ayuda humanitaria y las autoridades del país", dijo el director regional de la OMS, Matshidiso Moeti.

El ministro de Salud de la RDC, Oly Ilunga Kalenga, recordó que el último caso reportado fue el 12 de julio pasado, sin embargo llamó a no descuidar la higiene ambiental ni la prevención dadas las condiciones ambientales favorables a la proliferación de vectores.

El brote, que se detectó en diciembre de 2015 en Luanda, provocó la muerte de al menos 392 personas en ambos países (376 en Angola y 16 en la RDC). Además se registraron cuatro mil 306 y dos mil 987 casos, respectivamente.

Según la OMS, los gobiernos de Angola y RDC detectaron los últimos enfermos por fiebre amarilla el 23 de junio y el 12 de julio, en forma respectiva.

La organización precisó que más de 30 millones de personas fueron vacunadas en campañas de emergencia para controlar el brote de la enfermedad en los dos países vecinos, cuyos sistemas de salud pública son de los más pobres del mundo.

Alrededor de 41 mil voluntarios y ocho mil equipos de vacunación han puesto en marcha una serie de medidas para acabar con la epidemia. Durante los primeros seis meses de 2016, los organismos de salud suministraron cerca de 19 millones de dosis.

La OMS indicó que uno de los mayores logros de esta campaña fue la introducción de un nueva estrategia de vacunación, la cual ha permitido evitar el contagio de 10.7 millones de personas en Kinshasa, la capital de RDC.

El director regional de emergencia de la OMC, Ibrahima Soce Fall, advirtió que posibles nuevos brotes de fiebre amarilla podrían volverse más frecuentes en la RDC y Angola a menos de que se adopten respuestas coordinadas para vacunar a la población de alto riesgo.

“Debemos implementar las medidas preventivas para vacunar a un mayor número de personas en la región", dijo Soce Fall.

La fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda y hemorrágica, que es transmitida por mosquitos infectados. Sus síntomas son fiebre, cefaleas, ictericia, dolores musculares, náuseas, vómitos y cansancio.

Anuncio