Por hambruna en expansión, el mundo enfrenta una gran crisis: ONU
28
Mar, Mar
0 New Articles

Por hambruna en expansión, el mundo enfrenta una gran crisis: ONU

Devastación tras la Segunda Guerra Mundial/http://m1.paperblog.com

Europa
Typography

Naciones Unidas. Con más de 20 millones de personas al borde de la inanición en cuatro países, el mundo enfrenta actualmente la mayor crisis humanitaria desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, alertó el coordinador de la ONU para la ayuda humanitaria, Stephen O'Brien.

En una sesión ante el Consejo de Seguridad, O'Brien indicó que Naciones Unidas (ONU) no ha enfrentado desde su creación en 1945 una crisis de mayores dimensiones como la que representa la hambruna declarada en dos condados de Sudán del Sur y la falta masiva de alimentos en Yemen, Somalia y partes de Nigeria.

“Estamos en un punto crítico en la historia. Desde principios de año nos enfrentamos a la mayor crisis humanitaria desde la creación de Naciones Unidas”, declaró este viernes el funcionario, tras una gira de trabajo por las naciones afectadas.

Destacó que sin esfuerzos globales colectivos y coordinados, los más de 20 millones de individuos en riesgo por falta de alimentos “simplemente morirán de hambre”, mientras que muchos más sufrirán enfermedades que los llevarán a la muerte.

O'Brien describió escenarios desoladores: niños ya afectados de manera permanente en su desarrollo por la falta de alimentos y sin asistir a la escuela, así como comunidades sin medios de subsistencia, cuyos avances en términos de desarrollo están siendo revertidos.

“Muchos serán desplazados y seguirán moviéndose en busca de supervivencia, creando cada vez más inestabilidad en regiones enteras”, advirtió el funcionario.

O'Brien afirmó que los cuatro países afectados por el hambre extrema tienen en común que en todos existen conflictos, lo que significa que la comunidad internacional tiene la posibilidad de prevenir y acabar con la miseria y el sufrimiento en esos lugares.

De acuerdo con la ONU, Yemen ya es el país con “la mayor crisis humanitaria en el mundo”. Dos tercios de su población o 18.8 millones de personas requieren ayuda humanitaria urgente y siete millones padecen hambre, lo que representa un aumento de tres millones respecto a enero pasado.

Asimismo, a medida que continúan los combates entre las facciones rebeldes hutíes y la coalición internacional liderada por Arabia Saudita, se incrementa el desplazamiento. Con las instalaciones de salud destruidas y dañadas, “las enfermedades están arrasando el país”, alertó O'Brien.

En tanto que Sudán del Sur vive la peor situación desde que inició la guerra civil a finales de 2013, con más de 7.5 millones de personas que requieren asistencia para subsistir, un aumento de 1.4 millones respecto al año pasado.

“La hambruna en Sudán del Sur fue creada por el hombre. Las partes en conflicto son responsables del hambre, al igual que las partes que no intervienen para detener la violencia”, fustigó el funcionario.

En ese país, fundado apenas en 2011, la ONU declaró desde el 20 de febrero pasado el estado de hambruna en dos condados: Leer y Mayendit. El estado de hambruna se había declarado la última vez en el mundo en 2011, en la parte sur de Somalia.

En ese país, más de la mitad de la población o 6.2 millones de somalíes necesitan asistencia humanitaria y protección, incluyendo 2.9 millones que están en riesgo de hambruna, entre ellos cerca de un millón de menores de cinco años.

Finalmente, O'Brien asentó que en el noreste de Nigeria existen 10.7 millones de personas que necesitan asistencia humanitaria, incluyendo 7.1 millones de personas que sufren de grave inseguridad alimentaria.

“La ONU y sus socios están listos para escalar la asistencia, pero necesitamos el acceso y los fondos para hacer más. Todo esto es prevenible. Es posible evitar esta crisis, evitar estas hambrunas, evitar estas catástrofes humanas inminentes”, enfatizó O'Brien.

El 22 de febrero pasado, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, solicitó a la comunidad internacional reunir cuatro mil 400 millones de dólares para combatir el hambre extrema en esos cuatro países.

Ese monto constituye una de las mayores cantidades solicitadas por la ONU a fin de enfrentar una emergencia globa