Stanley Kubrick nos abrió ojos y oídos para gozar el cine de otro modo: Brennan
28
Vie, Abr
24 New Articles

Stanley Kubrick nos abrió ojos y oídos para gozar el cine de otro modo: Brennan

Stanley Kubrick en un set/Notimex

Cultura
Typography

México. El cineasta neoyorkino Stanley Kubrick (1928-1999), uno de los directores más importantes de la segunda mitad del siglo XX, no fue el primer en usar música clásica en sus películas, pero sí en enseñar a abrir ojos y oídos para complacernos de manera distinta con cada filme, opinó esta tarde el experto Juan Arturo Brennan.

El especialista en temas inherentes al cine y a la música habló sobre el 2° programa de la Temporada 2017 de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), el cual se dedicará a Stanley Kubrick con la interpretación, bajo la dirección huésped de José Luis Castillo, de varios fragmentos de las obras musicales que el cineasta utilizó para crear sus bandas sonoras.

Dijo a Notimex que con detenimiento y dedicación, elaboró una selección de las piezas más significativas, ya existentes en el repertorio universal de concierto, que el cineasta utilizó en sus películas. De esa forma, Brennan cubrió muchas de las películas tardías de Kubrick, época de su vida en la que utilizó música clásica, variada en estilos y épocas.

Fue del barroco con obras como es el caso de “Zarabanda”, de Georg Friedrich Händel, a contemporánea como “Musica ricercata II” y “Atmósferas”, de György Ligeti, subrayó el especialista, quien añadió que eso representa un enorme reto para la OSN, pues debe tocar en un solo programa música muy distinta, por lo que auguró un concierto de antología.

Por otro lado, añadió, un programa con tales características le hace bien a la OSN, porque montar a Friedrich Händel y a György Ligeti de la mano, es productivo para la orquesta, institución que ofrecerá un total de 11 piezas en vivo y una grabada, con la finalidad de dar al público un panorama total sobre la obra de Stanley Kubrick en el Séptimo Arte.

“No fue el primer cineasta que uso música clásica en las producciones cinematográficas, pero sí el primero que nos hiso abrir ojos y oídos a la mejor forma apreciar el cine; fue un pionero en la selección y colocación de música clásica llevada a la gran pantalla. Así, en sus cintas hay significados filosóficos, narrativos, conceptuales y poéticos”, dijo Brennan.

Sus cintas más famosas son “Espartaco” (1960), “Lolita” (1962), “Dr. Insólito” (1964), “2001. Odisea del espacio” (1968), “Naranja mecánica” (1971), “Barry Lyndon” (1975), “El resplandor” (1980), “Cara de guerra” (1987) y “Ojos bien cerrados” (1999), y en esta ocasión se recordará a la cuarta, la quinta, la sexta y la última mencionadas.

Lo anterior, recordó, se da en el marco de “Stanley Kubrick. La exposición”, organizada por la Cineteca Nacional con la participación del Museo del Palacio de Bellas Artes. José Luis Castillo será el director huésped, en tanto que el mismo Juan Arturo Brennan fungirá de presentador. Las funciones serán el 3 y 5 de marzo en el albo “Gigante de Mármol”.

De acuerdo con Brennan, se interpretará “Musica ricercata II” y “Atmósferas” de Ligeti; las oberturas de “La urraca ladrona” y “Guillermo Tell”, de Gioachino Rossini; el adagio de “Gayaneh”, de Aram Jachaturian; el adagio de “Música para cuerdas”, de Béla Bartók, “Zarabanda”, de Händel; la introducción de “Así habló Zaratustra”, de Richard Strauss, y otras obras de Alex North, Wolfgang Amadeus Mozart y Dmitri Shostakovich.

Brennan, cocurador de la versión mexicana de la muestra y quien imparte un curso sobre la música en la filmografía del realizador neoyorquino, será el presentador del programa. Especialista en cine y música, consideró que a lo largo de toda su obra, y más a partir de “2001. Odisea del espacio”, Kubrick mostró una enorme intuición para el proceso de elegir música para sus películas.

Escritor, periodista, guionista, productor, realizador y conductor de programas culturales de radio y televisión, Juan Arturo Brennan resaltó en especial el filme “2001. Odisea del espacio”, para el cual Kubrick tejió una cadena con las ideas del reformador persa Zaratustra, el texto de Friedrich Nietzsche “Así habló Zaratustra” y el poema sinfónico homónimo de Strauss.