Cae dólar australiano ante incertidumbre tras comicios
28
Vie, Abr
24 New Articles

Cae dólar australiano ante incertidumbre tras comicios

Economía
Typography

Canberra.- Después de los resultados cerrados de las elecciones del fin de semana, para elegir al nuevo gobierno en Australia, el dólar australiano cayó ante la incertidumbre política.

Una apretada disputa electoral que no pudo entregar un ganador y que aumentó la perspectiva de un Parlamento sin una mayoría absoluta, profundizó la inestabilidad política que sufre Australia, luego que desde 2013 ha tenido tres primeros ministros.

El dólar comenzó la jornada de este lunes 0.4 por ciento abajo, alrededor de 0.7435 dólares estadunidenses aunque más tarde retrocedió hasta 0.7516.

De esta manera, Australia se enfrenta a un prolongado período de inestabilidad política y económica después que un candidato independientes clave, que podría determinar el resultado de la elección, descartó apoyar a cualquiera de los partidos principales.

El resultado no se decidirá hasta el martes, que es cuando se reanuda el conteo de votos.

Según el escrutinio preliminar realizado por la Comisión Electoral Australiana, la coalición Liberal-Nacional del primer ministro, Malcolm Turnbull, obtuvo 66 escaños y el partido Laborista, de Bill Shorten, 72 de los 150 que conforman la Cámara baja del Parlamento.

El que obtenga 76 asientos contará con la mayoría absoluta y podrá formar gobierno y, si ninguno lo consigue, el que más diputados tenga comenzará los contactos para negociar una alianza.

Cinco escaños están en manos de independientes y partidos minoritarios, mientras faltan por decidir otros siete.

El resultado fue un duro golpe para el premier, quien en una audaz decisión, disolvió ambas cámaras legislativas y adelantó las elecciones, para romper el bloqueo parlamentario por un proyecto de ley para crear una superintendencia para la industria de la construcción.

La candidata laborista Linda Burney fue en estas elecciones la primera mujer indígena en ganar un escaño en la Cámara baja. Mientras, se espera que la xenófoba Pauline Hanson, líder de Una Nación, gane un asiento en la Cámara alta.

Turnbull se consideró ganador y anunció que formará un Ejecutivo de coalición, a pesar de que su alianza ha sufrido un revés si se considera que ganó 90 diputados en 2013.

"Tenemos todos los motivos para creer que lograremos una mayoría y formaremos el próximo gobierno", afirmó el dirigente de 61 años.

Sin embargo, Andrew Wilkie, uno de los cuatro independientes, dijo que la votación mostró que Turnbull no tiene mandato para imponer su programa electoral, que incluye recortes a la asistencia sanitaria y una rebaja de impuestos corporativos de 50 mil millones en 10 años.

Una segunda, Cathy McGowan, también sostuvo que no tenía intención de decidir de qué lado estará su apoyo hasta que los votos estén contados y se reanude las actividades del Parlamento.