En peligro de extinción los glaciares de Colombia
30
Dom, Abr
0 New Articles

En peligro de extinción los glaciares de Colombia

Parque Nacional El Cocuy/Foto Procolombia

Medio ambiente
Typography

Bogotá. Los glaciares de Colombia pueden desaparecer en los próximos 40 años a consecuencia del cambio climático, situación que se está extendiendo en los glaciares tropicales andinos de Ecuador, Bolivia y Perú, advirtieron especialistas.

El "daño" es tan profundo que ya es "irreversible" e “inevitable”, sostuvieron los expertos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) de Colombia.
"Cada año que pasa es más crítica la situación en cuanto al derretimiento de los nevados; es muy posible que en el transcurso de los próximos 30 ó 40 años quedaran extintos …”, afirmó Jorge Luis Ceballos, glaciólogo experto del Ideam.
Según un estudio publicado por la entidad con apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la cobertura glaciar en Colombia en los últimos 50 años ha disminuido 63 por ciento y desde el 2011 la masa de nieve de sus cumbres pasó de cubrir 45 a 37 kilómetros cuadrados, una pérdida del 17 por ciento en ese lapso de tiempo.
Colombia tiene seis glaciares: los volcanes nevados del Huila, del Tolima, Santa Isabel y del Ruiz, y las sierras nevadas de El Cocuy y de Santa Marta.
En solo dos o tres décadas podrían desaparecer las pocas áreas de hielo que cubren las seis cumbres blancas que tiene el país y que representan el 2 por ciento de los glaciares tropicales que existen en el planeta.
La situación es crítica en la Sierra Nevada de Santa Marta, que según la medición de este año, solo tiene 6.7 kilómetros de nieve repartidos en 38 fragmentos.
“Hace siglo y medio, la Sierra tenía 83 kilómetros de extensión, se ha perdido a una velocidad del 5.5 por ciento anual. En total ha desaparecido el 92 por ciento de la nieve de la Sierra”, señaló Ómar Franco, director del Ideam.
La pérdida de la capa de hielo en los glaciares colombianos se debe a varios efectos que dan cuenta del cambio climático (un fenómeno causado por la mano del hombre que genera calentamiento de la atmósfera del planeta): el aumento de la temperatura, los cambios en la nubosidad, las variaciones extremas en las precipitaciones, la falta de vientos y la mayor incidencia de la radiación.
En el caso de la Sierra Nevada de El Cocuy –la masa glaciar más grande que tiene el país–, la pérdida se está dando en un 3 por ciento cada año. Sin embargo, “posee una gran ventaja por la cercanía que tiene con la Orinoquia y la humedad que le entrega esta región, al tener unos bosques que mantienen microclimas favorables para el pico nevado”, explicó el Ideam.
En cuanto a los volcanes nevados como el Ruiz y el Huila, además de las condiciones que trae consigo el cambio climático, en los últimos años la reactivación de los volcanes ha generado un mayor aumento de temperaturas, lo que causa un deshielo más rápido.
De acuerdo con el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (Ipcc, por sus siglas en inglés), los glaciares son los ecosistemas donde con mayor facilidad se evidencia los efectos del cambio climático, un fenómeno planetario que para el caso de Colombia traerá con mayor frecuencia eventos de sequías e inundaciones extremas.
Según los escenarios, que ha elaborado el Ideam, en los próximos 80 años la temperatura aumentará 2.14 grados Celsius, sin embargo este incremento no será uniforme en todas la regiones del país.
De otro lado, se estima haya una disminución entre el 10 y el 30 por ciento de las lluvias en cerca del 27 por ciento del territorio colombiano.
En los últimos 50 años, los glaciares tropicales andinos de Bolivia, Ecuador, Perú y Colombia han retrocedido, en promedio, en un 40 por ciento a nivel regional, aunque a diferente ritmo en cada país.
Colombia, Ecuador, Bolivia y Perú reúnen el 99 por ciento de los glaciares tropicales del planeta.
En el caso de Ecuador, los investigadores del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) analizaron junto con las comunidades el gran volcán Chimborazo, el más alto de ese país, y el Carihuairazo, cuyo glaciar, según las autoridades ecuatorianas, está prácticamente desaparecido.
En general, el Chimborazo ha perdido el 40 por ciento de su superficie glaciar en los últimos años. En total, Ecuador posee el 4 por ciento de los glaciares tropicales del mundo.
En cuanto a Bolivia, Edson Ramírez, investigador del Instituto de Hidráulica e Hidrología de la Universidad Mayor de San Andrés (Umsa), explicó que desde la década de 1980 se ha perdido el 55 por ciento de los glaciares de la cordillera de Apolobamba.
“Varios de estos glaciares están en peligro de extinción. En algunos lugares, los glaciares tienen una profundidad de 60 metros y la tasa de derretimiento es de aproximadamente de un metro de espesor por año, lo cual demuestra que, en un corto tiempo, muchos de estos desaparecerán”, indicó el investigador.
Bolivia tiene un 20 por ciento de los glaciares tropicales del mundo y Perú abarca el 70 por ciento de estos ecosistemas.