Entusiasma en el Vaticano descubrimiento de nuevo sistema solar
27
Jue, Abr
24 New Articles

Entusiasma en el Vaticano descubrimiento de nuevo sistema solar

Imagen de space.com

Ciencia e investigación
Typography

Ciudad del Vaticano. El canciller de la Pontificia Academia para las Ciencias del Vaticano, Marcelo Sánchez Sorondo, expresó hoy su entusiasmo por el descubrimiento de un sistema solar con características similares al que incluye la Tierra, compuesto por una estrella y siete planetas.

Ciudad del Vaticano. El canciller de la Pontificia Academia para las Ciencias del Vaticano, Marcelo Sánchez Sorondo, expresó hoy su entusiasmo por el descubrimiento de un sistema solar con características similares al que incluye la Tierra, compuesto por una estrella y siete planetas.

En declaraciones, Sánchez Sorondo consideró que el hallazgo constituye “una gran lección” sobre la importancia del agua para la vida y la humanidad.

Reveló que en una de las recientes asambleas de la academia vaticana, los estudiosos comunicaron la existencia de unos 400 sistemas de cuerpos celestes en el entorno de la Vía Láctea, lo cual constituye otra noticia que debe hacer reflexionar.

Aclaró que la novedad dada a conocer el miércoles por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), es que dentro de uno de esos grupos de estrellas, a 40 años luz de distancia, se encontró un ambiente que podría albergar la vida gracias a la presencia de agua líquida.

"Es una gran lección, nos dice la importancia del ciclo del agua, siempre que hay agua, hay vida”, indicó el clérigo, entrevistado en una de las pausas de un encuentro mundial sobre el agua que tiene lugar en el Vaticano.

“La gente tiene que pensar, desde el punto de vista de las grandes cuestiones, la fortuna de vivir en nuestro planeta que es el único que tiene el agua y la vida. Es un desafío para la humanidad, no destruir este mundo pensando que hay otros disponibles”, añadió.

Sánchez Sorondo insistió que pese a los muchos problemas que tiene, la “casa común”, la Tierra, todavía funciona y por eso “aún estamos vivos”.